Los regalos tecnológicos más románticos (y originales) para San Valentín

0
40


Pese a que muchos rechazan San Valetín por su carácter de celebración artificial (ideada para incentivar el consumo con el pretexto de probar nuestro amor), quien más y quien menos acaba obsequiando a su media naranja.

Con Cupido a la vuelta de la esquina y dada la predilección social por los artículos de índole tecnológica, hemos seleccionado una decena de ‘gadgets’ que revisten utilidad y una pizca de romanticismo.

Bellabeat Leaf Nature

Las joyas son un clásico de cada San Valetín. Para evitar que ese bonito colgante quede en un cajón, nada mejor que imbuirlo de practicidad. Éste hace las veces de monitor de actividad (calorías quemadas), horas sueño e incluso ciclo menstrual, estadísticas que podemos consultar cómodamente desde el smartphone.

Jakcom R3

Los anillos de tungsteno líquido se han convertido en uno de los complementos mascuilinos más populares, máxime cuando resultan tan funcionales como el Jackcom R3. A través de la tecnología NFC puede realizar pagos sin contacto, compartir información con dispositivos compatibles (como teléfonos), desbloquear el móvil e incluso abrir cerraduras electrónicas.

Polaroid Originals – 9010

Lo comentamos no hace mucho: la fotografía en formato físico ha vuelto a la palestra en contraposición a las frías copias digitales. Una de las mejores cámaras para ejercerla es la Polaroid Originals – 9010, con 60 días de batería, flash, dos tipos de lente (estándar y retrato), disparador automático y aplicación conectada por Bluetooth. ¡Ideal para unas románticas e improvisadas fotos en pareja!

Orime Powerbank

Reconozcámoslo: cada vez usamos más el móvil y a menudo llegamos a casa con la batería bajo mínimos (o descargada). Así, las ‘power banks’ se han convertido en un imprescindible de nuestro día a día. La ventaja de este modelo (en varios colores y con una capacidad de 3.000 mAh) es que incluye anillo LED y un par de espejos, resultando ideal para la toma de selfies o los retoques de maquillaje.

Difusor de aromas SPC NERTA

La velada de San Valentín perfecta pasa por crear ambiente con este difusor de aromas, que además funciona como humidificador, lámpara nocturna y purificador de aire (para depurar los tóxicos de nuestro hogar). Es compatible con Alexa y Google Home, además de contar con una aplicación para el móvil.

Chromecast

¿Qué tal una maratón de películas románticas? Basta lanzarlas desde el teléfono al televisor, mediante el popular transmisor de Google. Chromecast es compatible con centenares de aplicaciones: música, cine, fotos y vídeos, juegos… También permite duplicar la pantalla de nuestro smartphone, ordenador o tableta electrónica.

Amazfit GTS

Los relojes inteligentes son otro de los regalos tecnológicos de moda. Si buscamos un modelo con excelente relación calidad precio, este de Xiaomi se antoja la mejor opción. ¿Sus bazas? Autonomía de 14 días; resistencia al agua de 5 atmósferas; monitorización de la actividad física y la frecuencia cardíaca; 7 ‘widgets’ con 17 funciones…

Amazon Echo Dot

Alexa, pon música de ambiente. –Alexa, pon luz ténue. Dos comandos de voz y nuestro dormitorio se convertirá en una estampa romántica. Por supuesto, son dos utilidades anecdóticas del altavoz inteligente más popular del mercado, provisto de indicador LED (cual reloj digital) en su última versión.

NIXPLAY Seed

Un marco digital que mostrará vuestros momentos más felices juntos, idóneo para colocar en la oficina o el salón. Integra una pantalla IPS de 10,1 pulgadas y ofrece conectividad WiFi, por la que podemos vincularlo a nuestras redes sociales o remitirle instantáneas en cualquier momento (desde su app o por correo electrónico).

Tile

Amar es aceptar los defectos del otro y ayudarle en la adversidad. Si vuestra pareja suele tener la cabeza en las nubes, ‘Tile’ es el regalo perfecto. Se trata de un rastreador con conexión Bluetooth que podemos colgar de distintos objetos, como llaveros, bolsos, carteras, teléfonos móviles, paraguas… Basta abrir la aplicación homónima para hacer sonar el rastreador (si estamos cerca del objeto) o consultar su ubicación sobre mapa.