Clásicos románticos para ver en pareja

0
52


Ya sea en el Día de San Valentín, el Día del Beso o en una ocasión especial para celebrar con tu pareja, el cine siempre tiene la respuesta correcta cuando de romance se trata. Por ello, UEPA! ha seleccionado las 5 mejores películas románticas de la historia del cine.

¿Alguna de ellas está entre tus favoritas?

5. The Princess Bride

El clásico de culto de Rob Reiner es un romance de capa y espada donde, la moraleja al final es: encuentra un compañero para lanzarte por la colina más larga del mundo.

4. Four Weddings and a Funeral.

Richard Curtis impulsó las carreras de Hugh Grant y Mike Newell, definió una era completamente nueva de comedias románticas británicas e hizo un clásico que nunca olvidaremos. Four Weddings and a Funeral ofrece la agridulce promesa de su título, en una cinta que nos muestra lo sutil y complejo que puede ser vivir enamorado.

3. Brief Encounter.

Con un mensaje de «un marido estable es mejor que un amante apasionado»(clásico en los años 40), Brief Encounter es tan dolorosamente romántica como conmovedoramente melancólica. La primera conversación de Laura y Alec en la plataforma del tren es tal vez la más famosa, ya que la conexión profunda del dúo se enfrentaba al escrutinio de las costumbres sociales de la época. El final del romance es suficiente para dejarte con algo más que «una basura en el ojo».

2. When Harry Met Sally.

Puede ser difícil encontrar algo nuevo que decir sobre el clásico romántico de Rob Reiner y Nora Ephron, ya que ha encabezado las listas y ha sido tan elogiado en el pasado como ha sido posible. Esta cinta te golpea tanto en el corazón como en el sentido del humor, reuniendo a los amantes imposibles interpretados por Meg Ryan y Billy Crystal. Están los diálogos infinitamente citables, Carrie Fisher robando escena y el tipo de impacto duradero que tantas películas del género no han podido igualar antes o después.

1. Casablanca.

Humphrey Bogart. Ingrid Bergman. Una frase clásica. Con el telón de fondo de la Segunda Guerra Mundial, la historia de Rick, un dueño de un bar con problemas emocionales, y el regreso de Ilsa, la vieja llama que lo dejó emocionalmente distante, se considera unívocamente como uno de los grandes filmes de todos los tiempos. Su historia de amor central es agridulce, con una recompensa de sacrificio que solo refuerza su impacto emocional. Cuando la hayas visto una vez, estarás desesperado por volverla a ver, pues «siempre tendremos Paris». Esta es la película romántica por excelencia.