10 consejos para empezar una vida sana

0
271


Llevar una vida sana se fundamenta en tres pilares básicos: alimentación, ejercicio y descanso. Muchas veces existe la intención de llevar una vida sana, pero no sabemos por dónde empezar. Cambiando o adquiriendo los hábitos que os proponemos, se consigue encauzar una vida bastante saludable. Solo hay que proponérselo:

  1. Modifica tu lista de la compra: Una buena dieta se comienza haciendo una compra saludable.
  2. Aprende a cocinar: Si no sabemos cocinar, seguramente acabemos comiendo alimentos precocinados o «cualquier cosa» que nos encontremos.
  3. Bebe agua y limita el consumo de refrescos y alcohol: Uno de los grandes lastres de la dieta es la cantidad de calorías que bebemos.
  4. Frutas, verduras y hortalizas no deben faltar: Son los que nos van a proporcionar gran parte de las vitaminas, minerales y fibra, nutrientes fundamentales para el normal desarrollo del organismo.
  5. Haz ejercicio a diario: Lo principal es escoger un deporte que te motive y te guste, para poder realizarlo a diario.
  6. Olvídate del sedentarismo: Subir escaleras, ir al trabajo caminando o en bici, no pasarnos más de 30 minutos en el sofá…son pequeños gestos de la vida diaria que nos hacen menos sedentarios y más saludables.
  7. Reduce el estrés en tu vida: Un exceso de estrés nos lleva al cansancio crónico y a no ser felices, algo muy importante si queremos tener una vida saldable.
  8. Mejora tus hábitos de descanso: Un buen colchón, un ambiente óptimo de descanso y dormir de 7 a 8 horas, encontrando nuestro horario de sueño, te ayudará a dormir mejor.
  9. Limita el consumo de sal y azúcares: Un exceso de azúcar contribuye a la obesidad y un exceso de sal alimenta los procesos hipertensivos.
  10. Introduce fibra en tu dieta: Es muy importante para regular el tránsito intestinal y para producir la sensación de saciedad que hará que no nos pasemos con las calorías.

En general, empezar una vida sana requiere de modificar hábitos alimenticios, comenzar a hacer ejercicio diario y prestar atención a un buen descanso.